Inspección de Consumo

¿Para qué sirve la Inspección de Consumo?

Para la protección y defensa de los consumidores,  fomentando la inspección de productos y servicios de uso común, ordinario y generalizado, puestos a disposición del consumidor para comprobar su origen e identidad.

 

Hacer cumplir la normativa vigente en materia de precios, etiquetado, presentación y publicidad y los demás requisitos o signos externos que hacen referencia a sus condiciones de higiene, sanidad y seguridad.

 

Además de instar la adopción de medidas urgentes y requerimiento de colaboraciones precisas en los supuestos de crisis o emergencias que afecten a la salud y seguridad o intereses económicos de los consumidores.

 

¿Cómo se desarrolla?

A través de la Inspección de Consumo se obtiene información suficiente para determinar los hechos, responsabilidades y circunstancias objeto de investigación y así permitir:

  • La adopción de medidas cautelares o provisionales.
  • Aplicar apercibimientos.
  • Asesoramiento e información.
  • Ejercer la potestad sancionadora.

 

La inspección de consumo realiza controles de establecimientos que comercializan bienes y prestan servicios, bien como consecuencia de denuncias presentadas por los consumidores o a través de campañas programadas anualmente de inspección de determinados sectores.

 

Campañas de Inspección 2018

  • Realizadas por el Ayuntamiento de Majadahonda
    • Puestos de restauración de las Fiestas Patronales
    • Inspección y control de hojas de reclamaciones, precios, etiquetado de juguetes y caducidad de alimentos (en colaboración con la Policía Local)
  • Realizadas en colaboración con la Comunidad de Madrid
    • Inspección y control del juguete ‘spinner’

Campañas de Inspección 2017

  • Realizadas por el Ayuntamiento de Majadahonda
    • Rebajas en centros comerciales del municipio (en colaboración con la Policía Local)
  • Realizadas en colaboración con la Comunidad de Madrid
    • Inspección y control de talleres mecánicos