Información General, horario y localización

Junta Arbitral de Consumo de la Zona Noroeste de la Comunidad de Madrid (integrada por los municipios de Majadahonda y de Boadilla del Monte, con sede en Majadahonda).


Dirección:Plaza Mayor nº 3 - 28220 Majadahonda (Madrid) - https://goo.gl/maps/ng5bKZUeKx62
e-mail: junta.arbitral@majadahonda.org 


¿Qué es el Arbitraje de Consumo?
El arbitraje de consumo es un procedimiento extrajudicial de resolución de conflictos entre consumidores y empresarios en el que las dos partes acuerdan voluntariamente someter su controversia a la decisión de un órgano arbitral imparcial e independiente.


Es un procedimiento rápido, gratuito y equitativo.
Proporciona tranquilidad, estabilidad y seguridad jurídica, tanto al consumidor como al comerciante o empresario.

 

¿Quién gestiona el Arbitraje de Consumo?
Se gestiona a través de las Juntas Arbitrales de consumo. En la Comunidad de Madrid es la Junta Arbitral Regional de Consumo, si bien también existen Juntas de ámbito local.


Los empresarios o profesionales no pueden presentar una solicitud de arbitraje, pero si aceptan esta vía de resolución de conflictos, en el curso de la misma pueden plantear una reconvención de sus intereses.

 

Datos Identificativos de la Junta Arbitral de Consumo de la Zona Noroeste

La Junta Arbitral de Consumo de la Zona Noroeste tiene carácter mancomunado y la integran los municipios de Majadahonda y Boadilla del Monte, dando cobertura a cerca de 120.000 habitantes.


Su sede se encuentra ubicada en Majadahonda, municipio que cuenta con tres grandes zonas comerciales (Pol. Industrial El Carralero,  C.C. Equinoccio, C.C. Centro Oeste y C.C. Gran Plaza 2) y un número total de comercios que ronda los 3.200 establecimientos.  


Por su parte Boadilla del Monte, cuenta entre las zonas comerciales (CC Las Lomas, CC Mirabal, CC El Palacio de Boadilla,  CC Motepríncipe y CC el Zoco de Boadilla, entre otros) y pequeño comercio con cerca de 1.200 establecimientos.

 

 

 

Integración, participación y colaboración en cualquier Red de Entidades

  • Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN)
  • Junta Arbitral Nacional de Consumo
  • Red Europea de Centros Europeos del Consumidor
  • Dirección General de Comercio y Consumo de la Comunidad de Madrid
  • Instituto Regional de Arbitraje de Consumo
  • Comisión Europea (‘affairs consumers’)

 

Personas encargadas de la resolución de litigios

Como órganos dirimentes del conflicto, la Junta Arbitral cuenta con un Presidente de los Colegios Arbitrales que ejercerá de árbitro designado por la Administración y de un número indeterminado de árbitros vocales con conocimientos técnicos acreditados, representantes del sector empresarial y de las asociaciones de consumidores.

 

Presidente/a de los Colegios Arbitrales
La Junta Arbitral de Consumo de la Zona Noroeste de la Comunidad de Madrid  cuenta con un Presidente de los Colegios arbitrales que actuará como árbitro propuesto por la Administración y,  en los casos previstos por la legislación vigente, actuará además como árbitro único.


Su nombramiento se formalizó mediante la contratación de servicios de un Profesor de una Universidad Pública madrileña, Doctor en Derecho,  en la Universidad de Alcalá, lo que garantiza amplios conocimiento en la materia, así como una mayor imparcialidad e independencia en sus resoluciones; además, ejerce sus funciones de conformidad con la normativa vigente y de acuerdo con los principios de credibilidad, competencia, confidencialidad y diligencia profesional. 

 

Árbitros acreditados
Para la elección de los árbitros vocales (sector empresarial/ asociación de consumidores) se atenderá a los requisitos de honorabilidad y cualificación establecidos por el Consejo General del Sistema Arbitral de Consumo. Para ejercer como árbitro vocal se deberá obtener previa acreditación de conocimientos especializados ante la Junta Arbitral de Consumo de la Zona Noroeste de la Comunidad de Madrid, formando parte de una la lista de árbitros acreditados ante ella, que se actualizará con carácter periódico.


Los árbitros actuarán en el ejercicio de su función con la debida independencia, imparcialidad y confidencialidad, para mayor garantía de los consumidores.